INDICADORES Y ESTADISTICAS - ONP -

GESTIÓN UNIVERSITARIA E INDICADORES

Publicación: 2013-06-11

La gestión universitaria se refiere a la capacidad que tiene la administración de alcanzar los objetivos institucionales en el marco restrictivo y condicionante que imponen las regulaciones del Estado y el mercado. Evaluar la gestión es valorar el grado de cumplimiento o logro de las metas y la calidad o intensidad de la actividad desarrollada para alcanzarlas.

En términos más específicos se concibe la gestión como: a) un perfil unificado, coherente e integrativo de decisiones; b) la forma en que se determina y explicitan los propósitos institucionales en términos de objetivos a largo plazo, programas de acción y prioridades en la asignación de recursos; c) la forma como se seleccionan los servicios educativos que la institución ofrece o pretende ofrecer en el futuro; d) la forma como se consigue ventaja en los servicios que ofrece respondiendo a las oportunidades y amenazas del ambiente en que se inserta, así como a las debilidades y fortalezas de la institución; e) aquella que compromete a todos los niveles jerárquicos de la institución (administrativo, académico, operativo) y f) aquella que define la naturaleza de la contribución educativa, social y económica que la institución intenta hacer a todas las audiencias que tienen derechos adquiridos sobre ella.

La evaluación de la gestión universitaria requiere de varios tipos de instrumentos como son los sistemas de información, el manejo de proyectos universitarios y los indicadores de gestión, entre otros. Disponer de un sistema de indicadores bien diseñado propicia la mejora del proceso de adopción de decisiones a los diferentes niveles de la organización, proporcionando información oportuna, relevante y fiable a los responsables de la gestión sobre la situación y evolución de los aspectos que inciden en la consecución de los objetivos establecidos. Esto sugiere que los indicadores deben estar directamente relacionados con el objetivo a medir, se debe determinar su importancia relativa, disponer de una formulación clara y de criterios de medida adecuadamente documentados.

De lo anterior se deriva que la existencia de una visión y de políticas explícitas dan sentido y contexto a los indicadores y por lo tanto su diseño está directamente relacionado con una política precisa y coherente para la educación universitaria, la cual debe orientar la acción a corto, mediano y largo plazo; entonces, los indicadores no sólo deben reflejar el estado actual de desarrollo de las instituciones, sino deben permitir avanzar hacia un sistema ideal de óptima calidad.

 


:: Archivos Relacionados ::

No existen archivos Relacionados a esta publicación